La importancia de contratar una empresa de limpieza al hacer una obra

Iniciar un proyecto de renovación de espacios en una comunidad, una oficina o un local siempre va a ser complicado. Se piensa en todo: el nuevo diseño, los planos, las paredes que no pueden tumbarse, los colores, el mobiliario, la contratación de una empresa de albañilería, entre otras cosas.

Pero en la lista generalmente no se incluye una empresa de limpieza en Madrid para asear el desastre que supone una reforma en un edificio. Y es fundamental.

Antes de iniciar la obra habrá que despejar el espacio. Seguro hay mobiliario antiguo que se quiera preservar, incluso si es una zona en desuso, es posible que esté siendo usado como una especie de depósito, y eso significa trabajo extra que una empresa de limpieza puede hacer.

Terminada la obra y satisfechos con el trabajo, hay escombros que recoger polvo que limpiar, nuevos muebles que colocar y decoración a la espera. Todo debe quedar perfecto.

Contratar una empresa de limpieza para las reformas ahorra tiempo. Lo básico es retirar escombros, pero también habrá mucho polvo, que se acumula formando una fina capa sobre todos los rincones. Hay empresas de limpieza especializadas en obras que harán que esos rincones estén limpios y en poco tiempo.

También es ideal que la empresa de limpieza participe en todo el proceso de la obra. No tiene que esperar a que todo termine para hacer el aseo. Los escombros pueden ser retirados incluso a diario si la reforma es grande.

Solo una empresa especializada cuenta con la capacidad y el equipo para mover escombros y deshacerse de ellos de forma legal y responsable.

La seguridad es importante durante una reforma, hay cables peligrosos, herramientas eléctricas, escombros. Esto lo resuelve una empresa de limpieza con experiencia, equipos y conocimientos en medidas de seguridad para reducir cualquier riesgo de accidente laboral.

Habrá que tener durante la obra aspiradores industriales que eliminen el mayor polvo posible, porque al no ser manejado correctamente puede causar problemas respiratorios a las personas que lo inhalen.

Por último, es importante que la calidad del aire durante la reforma sea la correcta. Los olores provenientes de los químicos con los que fabrican pinturas u barnices estropean el aire, sería adecuado tener un purificador de aire.