El alquiler de habitaciones es la opción preferida entre los jóvenes aragoneses

El alquiler de piso presenta una nueva versión en los últimos tiempos: el arriendo de habitaciones. Compartir piso en la comunidad de Aragón ha aumentado considerablemente desde 2015, según datos del portal inmobiliario Alquilovers.

Aunque es cierto que el precio medio de una habitación sin costes de suministro varía mucho según la capital de cada provincia. Por ejemplo, en Zaragoza ha aumentado en casi un 9%, de 188€ en el 2015 a 205 el año pasado. Según fuentes de Alquilovers, en la capital aragonesa la diferencia de precio del 2018 al 2019 es de 14 euros, un incremento del 5,7% (de 257 a 271 euros).

Muchas de las opiniones de Alquilovers aseguran que muchas de las personas que comparten piso lo hacen por motivos económicos y también como una nueva forma de relacionarse con la gente.

El precio del alquiler despega en Zaragoza por la baja oferta

Zaragoza no tiene tantos problemas de alquiler como las grandes ciudades de nuestro país pero, según el portal inmobiliario Alquilovers, los precios de alquiler ya experimentan una notable subida.

Esta subida se da porque no hay oferta de viviendas actualizadas o reformadas. Muchos de los inmuebles que están en alquiler son pisos recién heredados a los que se les cuelga el cartel de “se alquila” sin apenas hacerle ningún cambio.

Encontrar un hotel en el que pasar la noche o el fin de semana en la capital aragonesa no es complicado, pero dar con una vivienda para alquilar puede ser una ardua tarea.

Según opiniones de Alquilovers, este incremento en el precio se debe a la baja oferta de inmuebles nuevos y en buenas condiciones para alquilar. Al existir un stock suficiente en viviendas de mayor nivel, las subidas se concentran en la franja inferior, sobre todo en zonas de alquiler demandadas por los jóvenes maños, como el centro de la ciudad, la zona de la Universidad y Actur. Esto afecta directamente a los jóvenes solteros que buscan independizarse y que, teniendo en cuenta sus salarios, se les hace complicado ya que tendrían que destinar un porcentaje alto de la nómina al alquiler del piso.

“Si ganas mil euros al mes y el alquiler supone 400-500 euros más gastos, se pone muy difícil irse de casa”, afirman usuarios de Alquilovers. Los expertos aragoneses en vivienda aprecian subidas, pero muy alejadas de las del boletín económico relativo al alquiler que el Banco de España publicó en agosto. Aquí se marcaba un incremento del 25% en los alquileres registrados en Zaragoza durante los años 2013 y 2019.